#PINAMAR
#Cosas
#Cuento
#Tiempo
#Misterio
#Prohibido
#Noticias
#(no entrar)
#Preguntas
#Oratoria
=> #Clase1
=> #Clase2
=> #Clase3
=> #Clase4
=> #Clase5
=> #Clase6
#Fate
#Chat
#¿Qué es?
#Prueba
#Plataforma
#Discurso
#Cartas
#Tu firma
#??????

Está terminantemente prohibido copiar esto (no copien este mensaje)

 

CLASE 2
 
EL MIEDO ORATORIO – COMO ENFRENTARLO
 
La emoción puede afectar negativamente al ser humano, produciéndole ira, temor o tristeza. Además el enfrentamiento que muchas personas hacen a dichas emociones, no se da en un plano real sino imaginativo: “otorgan atención plena al temor, refuerzan el sentimiento negativo o dejan una tendencia negativa que los acompaña en forma permanente”.
 
En el plano de la Oratoria, dicho problema genera un temor paralizante que impide el uso correcto de la palabra.
 
Ningún orador fue elocuente desde el principio. Los más grandes oradores se reconocen tímidos o temerosos antes de iniciar un discurso.
 
Usted también al enfrentar a un auditorio sentirá esa rara tensión nerviosa. No se desaliente. Es muy normal que una persona ante una situación nueva y difícil sienta un malestar en el estómago, o que sus manos transpiren, o que sus rodillas tiemblen. Estas señales indican únicamente que Ud. es una persona responsable y que respeta a su auditorio.
 
Algunas personas superan inmediatamente esta rara sensación y se introducen ágilmente en su discurso. Otras, en cambio, no logran dominar la situación, manifiestan signos externos de su inestabilidad emocional y muchas veces ... ni siquiera pueden comenzar a hablar.
 
Este problema tan generalizado es perfectamente superable, practicando con entusiasmo y decisión estos procedimientos:
 
A) Solución a nivel mental:
 
a) Obtenga confianza en Usted mismo. James dijo que la voluntad puede transformar al sentimiento mediante la acción. Aclaremos esto con un ejemplo.
Si una persona se siente triste, puede comenzar a reír si se lo propone. Al cabo de un tiempo y siguiendo el esquema de James, esa persona cambiará su estado de ánimo. Pasará de la tristeza a la alegría.
En conocimiento de esta situación, que juega como un poder oculto de la mente, podemos utilizarla para el logro de una mayor confianza. Si la proyectamos al campo de la Oratoria, lo que debemos hacer es: así como el nadador aprendió a nadar en el agua, ¡VENZA SUS INHIBICIONES ORATORIAS HABLANDO! La experimentación es sencilla. Hable en los lugares que hasta hoy le causaron inhibición y al cabo de un tiempo esa actitud se hará natural.
 
b) Autosugestión. Muy relacionado con el punto anterior en cuanto al logro de una mayor confianza.
Muchos problemas no son reales, sino que son resultado de habérselos creado la persona.
La Autosugestión propone seguir el cambio inverso: ¡Vencer y eliminar ese problema! ¿Cómo?... Muy sencillo: “Todas las noches y en cualquier momento del día cerrar nuestros ojos e imaginarnos como la persona que desearíamos ser. Es decir, debemos imaginarnos actuando tal como a nosotros mismos nos gustaría. Debemos expresar esa imagen con una frase, como por ejemplo: ¡Voy en busca del éxito y nada me detendrá! o ¡Ya falta poco para alcanzar el triunfo! No utilizar nunca frases como ¡Pronto voy a dejar de ser tímido!. En la expresión, no debe aparecer nuestro problema.
 
c) Actitud mental. La mayoría de los oradores aumentan su miedo pensando en sus posibles errores... ¿Me equivocaré?, ¿Se reirán de mí?...
 
1) Ocupar la mente en otra actividad. Debemos prescindir de la emisión de ideas de temor y comenzar a recepcionar objetos. Concentrar nuestra atención en alguna silla o persona del auditorio y observarlo como tratando de que penetre en nuestro interior. Sólo el hecho de dejar de emitir produce tranquilidad.
 
2) Diferente apreciación del suceso. Hay que poner énfasis en la parte positiva que representa la exposición.
 
3) Descubrir y alterar la idea perturbadora. ¿De qué se trata?, ¿Cuál es su razón de ser?, ¿Con cuáles y cuántas ideas importantes se halla asociada?, ¿Desde hace cuánto tiempo?. Ubicado el problema podemos aplicar el principio que sigue.
 
4) Poner la tendencia contraria. Este punto está relacionado con el de Confianza y Autosugestión. Antes de actuar, hay que asumir la lucha en el pensamiento y vencer primero en ese campo. Este pensamiento anticipatorio nos llevará a triunfos psicológicos que posteriormente se reflejarán en la realidad.
 
B) Solución a nivel físico
 
El miedo oratorio provoca una paralización en lo físico. Esa tensión muscular debe ser relajada. Para conseguirlo siga estos consejos:
Respire diafragmáticamente en forma profunda antes de comenzar a hablar; acomode sus papeles, limpie el pizarrón. Esta suave actividad física le permitirá lograr el control de su cuerpo.
C) Solución a nivel elaborativo
 
Una de las mejores garantías de vencimiento del temor oratorio es la correcta preparación del tema. Busque material, investigue su tema, elabore su plan, memorice su discurso, sométalo al juicio de otros, repítalo muchas veces, averigüe acerca de las costumbres de su auditorio, de su nivel intelectual, de sus preferencias.
 
D) Actitudes mentales de sostén
 
Piense que usted es valiente al enfrentar el peligro de hablar; otro, en su lugar, hubiera huido.
Prescinda del público, piense que no es importante, que lo único que tiene razón de ser es el Discurso y que Usted lo domina perfectamente.
Piense qué es lo peor que puede ocurrirle, luego sólo le resta mejorarlo.
Convénzase de que hablar en público es lo mismo que hablar en privado.
Propóngase llevar adelante todos estos procedimientos con decisión y tenacidad.



Las personas que visitaron en este minuto son 100661 visitantes (357331 clics a subpáginas) Gracias por su visita.
Les agradecemos que haya visitado Pinamar. Recuerde cuidar el medio ambiente. Si no cuida el medio ambiente no sobrevivirá.
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=